5 beneficios de las lámparas de sobremesa

Es habitual tener sobre la mesilla del dormitorio una lámpara de sobremesa. Es un elemento que va más allá de una simple decoración, ya que, es un mueble muy útil que facilita el día a día.

Como elemento decorativo, tiene muchos beneficios, ya que, se puede combinar con la lámpara del techo y conseguir un bonito efecto, además, como elemento práctico no se queda atrás.

Con frecuencia te hemos contado características del juego que dan las lámparas en la decoración. En este post, vamos a centrarnos en su aspecto práctico destacando sus principales utilidades, aunque no podemos evitar hablar del que es nuestro terreno, por eso mismo, trataremos temas decorativos.

1. Resulta muy cómoda a la hora de encender

Las lámparas de sobremesa, son muy cómodas a la hora de encenderse, porque tienen su cordón con el botón. Muchas viviendas que son antiguas, tienen las luces principales de la habitación, pensadas para camas de 135, la medida normal hace unas décadas.

Si hoy se cuenta con una cama de mayor dimensión, e incluso se ha optado por camas gemelas, los interruptores pueden haber quedado ocultos, en este momento, las lámparas de mesilla son la solución perfecta.

También son adecuadas para personas adultas, ya que, se les puede dejar el botón de encendido más a mano, para que no cueste nada alcanzarlo, e incluso, se puede tener el interruptor sobre la cama, en caso de ser extremadamente necesario.

2. Su luz se enfoca solo a un área determinada

Según la forma y diseño de la lámpara de sobremesa, la luz se enfocará a un punto determinado de la habitación. Por ejemplo, las lámparas del estilo sobremesa Cora proyectan la luz hacia abajo y también hacia el techo, al tiempo que, protegen la zona de la cama, que queda cubierta por la tela de la lámpara.

El modelo Alcántara, gracias a su tulipa, proyecta la luz hacia un lateral y hacia abajo exclusivamente. Esto hace que la lámpara sea ideal para leer, ya que colocada en el borde de la mesilla, iluminará el libro que se tiene en las manos. Ideal por tanto, para quienes quieren leer un poco antes de dormir, o repasar algunos papeles sin molestar a nadie.

Además, si le das la vuelta a la lámpara, tendrás una iluminación indirecta general, este detalle, convierte la lámpara en un accesorio realmente versátil. Por este motivo, el tipo de lámpara tiene mucho éxito en las mesillas de todas las habitaciones.

3. Es ideal para no molestar demasiado a la persona que duerme al lado

Una de las principales ventajas de las lámparas de mesa, es que al tener una luz suave y dirigida específicamente a una zona de la cama, no resultan tan molestas. Así, si alguien tiene que levantarse por la noche o necesita encender la luz para coger algo de la mesilla, no despertará su acompañante.

Esto es perfecto cuando los dos miembros de la pareja tienen horarios diferentes, la luz de la mesilla, es suficiente para que la persona se pueda levantar o acostar son comodidad sin tener que iluminar toda la habitación, un detalle que interrumpiría el sueño de su pareja.

4. Con una bombilla suave, es perfecta para mantener encendida toda la noche

En algunos casos, la luz de la mesilla no se utiliza para leer, sino para iluminar ligeramente la habitación. Hay veces que se necesita para que los más pequeños de la casa no tengan miedo a la oscuridad, en otros para que los mayores no tropiecen al levantarse durante la noche, e incluso, se utiliza para cambiarse antes de ir a dormir.

Para que sea realmente efectiva en estos casos, la lámpara de mesa, debe llevar una luz amarilla y muy tenue, perfecta para que se vea lo que hay alrededor, pero que no resulte molesta.

5. Como elemento decorativo, es perfecta

Como hemos explicado al empezar nuestro post, nos hemos centrado en la parte práctica de las lámparas de sobremesa, pero cabe destacar su gran carácter decorativo. A juego con las lámparas de techo, son capaces de conseguir el ambiente perfecto en cualquier habitación, ya que estarán en perfecta comunión con los muebles.

¿Te gustan las habitaciones con un aspecto clásico y palaciego? Una lámpara como nuestro modelo sobremesa Támesis a juego con la lámpara de techo o con los apliques de la misma colección es la opción que estás buscando. Por otro lado, si quieres darle un estilo definido a tu decoración, tal vez prefieras la lámpara de sobremesa Rialto, que encaja perfectamente en lo que buscas.

Nuestra gran cantidad de modelos, todos con acabados de primera calidad personalizables, combinados con otros elementos de la familia que completan la decoración del dormitorio, te ayudarán a crear el ambiente perfecto. ¡Encuentra la colección que mejor se adapta a tu espacio!