Por qué elegir apliques clásicos para la iluminación de tu hotel

This post is also available in: Inglés

¿Todavía no sabes por qué elegir apliques clásicos para la iluminación de tu hotel? Hay muchas razones para ello que tienen que ver con la luz en sí misma, pero también con la decoración, el estilo o el ambiente que se busca para cada una de las áreas del hotel. 

En nuestro catálogo puedes encontrar todo tipo de elementos de iluminación, desde grandes lámparas de techo, clásicas y muy elegantes; hasta apliques clásicos a juego, empotrables o lámparas de pie para que cada ambiente tenga el punto de luz más adecuado.

Esto permite tener todo lo que se necesita para iluminar el hotel dentro de un mismo catálogo, pudiendo incluso comprar elementos de una misma familia para que todo quede perfectamente conjuntado. Y no solo lámparas, sino también algunos artículos de decoración igualmente importantes y que ayudarán a conseguir el mejor ambiente.

Por eso, Riperlamp es una marca de referencia para decoradores e interioristas que conocen las tendencias en decoración interior para conseguir un establecimiento con una decoración clásica elegante e impecable. Nuestros productos pueden verse en algunos de los hoteles clásicos más importantes de muchas de nuestras ciudades y son muy apreciadas.

Pueden ir a juego con las lámparas

Ya hemos dicho que contamos con diferentes familias dentro de nuestro catálogo. Esto permite combinar muy fácilmente los elementos de iluminación. Apliques como el Támesis o el Danubio cuentan con grandes lámparas de la misma colección, que aportan elementos comunes para que todo se vea perfectamente conjuntado.

Pero, incluso, si no se quiere que haya tanta uniformidad, es posible realizar otras combinaciones ya que el estilo clásico, tradicional, elegante y sofisticado de nuestros apliques se pueden adaptar a muchos modelos diferentes de nuestras lámparas. Solo hay que buscar aquellos que encajen en el plan previsto para el establecimiento.

Esto ofrece un gran abanico de posibilidades para que cada experto en decoración escoja las piezas más adecuadas para cada estancia y logre darle una personalidad diferente, pero siempre dentro de una misma línea estética. Así, el cliente del hotel notará diferencias de una estancia a otra, pero percibirá un mismo espíritu en todo el establecimiento marcado por esta línea decorativa tradicional y clásica.

apliques-clasicos-hotel

Permiten iluminar zonas en las que hay sombras

Nuestros apliques clásicos son perfectos para completar la iluminación de un hotel en aquellas zonas en las que aparecen sombras. Por ejemplo, salones con una o varias grandes lámparas principales distribuidas a lo largo del techo, pero que hacia las esquinas o los laterales se ven áreas más oscuras. Al colocar en estas partes apliques, se consigue que toda la habitación tenga la misma cantidad de luz.

Algunos hoteles tienen rincones y zonas que quedan lejos de la iluminación central, como, por ejemplo, los pasillos de acceso a los baños, a las habitaciones o a los ascensores. En este tipo de áreas, los apliques son ideales porque no solo van a iluminar el pasillo, sino que, colocados en la entrada del mismo, son una especie de señal que indica dónde están las demás estancias. 

En los cuartos de baño, ya que hablamos de ellos, los apliques son ideales para colocar a ambos lados del espejo, ofreciendo calidad de luz y un ambiente único para la zona del tocador. Un detalle que marcará la diferencia respecto a otros establecimientos y que el cliente sabrá apreciar sin lugar a dudas. Sobre todo si se acompañan de otros detalles a juego, como el jabonero o la barra para la toalla.

Son una fantástica forma de iluminación indirecta

Los apliques son una estupenda manera de ofrecer iluminación indirecta, más íntima y atractiva para determinados lugares. Por ejemplo, para rincones del restaurante que quedan alejados del espacio central en el que se colocan las lámparas. Ofrecen mesas muy discretas, con una iluminación más suave, perfectas para una cena romántica o para poder disfrutar de una bonita conversación mientras se disfruta de la carta del lugar.

En los hoteles, estos apliques se usan en muchos espacios, como por ejemplo en los pasillos, en los que tiene que haber suficiente luz para poder moverse con comodidad y sin molestar por su intensidad, sobre todo por la noche. Los apliques ofrecen esta iluminación suave e indirecta que se espera en este tipo de espacios.

Encontramos también estos apliques en las habitaciones de hoteles, como luz indirecta para poder ver la televisión o para encender durante la noche para ir al cuarto de baño. Se combina con una de techo junto con las luces de seguridad obligatorias en estos dormitorios.

Ahora ya sabes por qué elegir apliques clásicos para la iluminación de tu hotel. Sus usos son muchos y les sacarás mucho partido, tanto para conseguir la mejor luz, como para lograr la mejor iluminación.