Iluminación que no puede faltar en la decoración de tu negocio

This post is also available in: Inglés

Hay aspectos de la iluminación que no pueden faltar en la decoración de tu negocio. Sobre todo, si quieres montar un negocio exclusivo y selecto que pueda competir con las grandes cadenas.

Muchos afirman que no hay espacio para un pequeño negocio, por ejemplo, uno de ropa, en los tiempos actuales. Pero no es cierto. Lo que hay es que saber trabajar la diferencia y dirigirse a un público que no se siente a gusto con las grandes cadenas y disfruta de un trato mucho más selecto y una ropa única.

Pero, evidentemente, este tipo de público también exige un local que les haga sentir cómodos y que esté a la altura de sus productos y de su trato. El local tiene que ser amplio, estar bien situado y contar con todos los detalles de decoración, entre los que destacan claramente los que tienen que ver con la iluminación.

Una bonita lámpara en el espacio central del negocio

lampara-minerva-hotel

Al entrar en un establecimiento el cliente quiere encontrarse con un espacio bien decorado y acogedor, pero también amplio. Todo tiene que dar la mejor impresión desde el primer momento y, por eso, el negocio tiene que estar situado en un local que cumpla con ciertos requisitos, como una buena altura de techos que permita dar sensación de amplitud y de lujo.

Estos techos altos también permiten la colocación de una lámpara colgante que le imprima personalidad a la estancia y que le de la luz necesaria para que el local se vea atractivo y llame a los posibles clientes no solo a entrar, sino también a quedarse y a repetir en sucesivas ocasiones. La primera impresión es muy importante, que tiene que reforzarse con una gran experiencia final por parte del cliente.

La lámpara no solo dará luz, sino que es un elemento que le otorga al negocio personalidad y clase. Además de llamar poderosamente la atención de cualquier persona, se convierte en una de las piezas centrales de la decoración de la zona en la que se recibe a los clientes, incluso si está apagada en ese momento.

Simula la iluminación natural de la calle

aplique-versalles-hotel-iluminacion

Aunque la iluminación artificial es claramente muy importante, no cabe duda alguna de que la luz natural es la mejor. Por eso, siempre que sea posible hay que dejar que entre luz natural en el local y aporte ese toque mágico. Pero para las horas en las que esto no sea posible o en locales a los que la luz natural no puede llegar en suficiente medida, ¿cuál es el truco para lograr la mejor iluminación?

Los decoradores lo tienen claro: simular la iluminación natural de la calle. Se trata de que cuando el cliente entre no se quede deslumbrado por un exceso de luz, pero tampoco sienta que entra en un lugar sombrío que puede hacer que parezca poco atractivo. Esto se consigue de diferentes maneras.

La primera es utilizando siempre bombillas con luz natural. Este tipo de luz tiene muchas ventajas, entre ellas, la intensidad es adecuada siempre y, una muy apreciada, que no modifica los colores de las telas. Con la luz natural veremos cualquier prenda de ropa tal y como se ve en la calle, por lo que no hay lugar a engaños como ocurre con las luces amarillentas.

Estas pueden modificar mucho algunas tonalidades y se deben de evitar. En algunos negocios las usan porque sienten que son más acogedoras, pero se estará haciendo un flaco favor al cliente.

Este tono de luz natural como el de la calle, tiene que ser constante en todo el local. No puede haber zonas oscuras y para eso se utilizarán apliques y luces auxiliares de diferentes tipos que pueden combinar con la lámpara central y ayudar así en la decoración del negocio.

Luz elegante y natural en probadores y reservados

empotrable-brigite-dichroic

No podemos olvidar la luz en los probadores. Esta tiene que ser natural y también elegante y debe de resultar útil para que el cliente pueda verse bien sin tener que salir al exterior. La luz a través de empotrables en el techo es la más adecuada para este tipo de lugares.

En algunos negocios se recurre a trucos como usar una luz cálida con determinado tipo de prendas y una fría en otras porque les favorece más. Pero la luz natural será la que realmente le ofrezca al cliente una imagen realista.

Y esto, al final, se va a agradecer porque cuando el cliente se vea fuera del comercio no quiere sentirse defraudado con la compra. Por eso, la luz natural es un tipo de iluminación que no puede faltar en la decoración de tu negocio.